Contusiones, esguinces y fracturas

Jueves, 25 Septiembre   

Es muy común las contusiones producidas por un golpe con algún mueble de la casa, con las escaleras o con las puertas, pero aunque el dolor suele ser intenso no pasa de manifestarse con un mero cardenal. Para evitar que se hinche la zona debes:

1. Aplicar frío local.
2. Elevar el miembro para que circule bien la sangre.

Los problemas más graves derivados de golpes o caídas desafortunadas son los esguinces y las fracturas. Para enfrentarte a este problema la palabra clave es “inmovilización” de la zona afectada. A partir de aquí, unos sencillos pasos pueden ser vitales para la recuperación total del miembro afectado.

1. No muevas al accidentado si no es absolutamente necesario.
2. Retira cualquier elemento que puede impedir la buena circulación de la zona (anillos, relojes, pulseras, calcetines…).
3. Explora la movilidad y sensibilidad del miembro afectado.
4. Inmoviliza la zona afectada. Si estás ante una fractura, alinea el foco de la misma con suave tracción, evitando movimientos bruscos.
5. Cubre la herida con apósitos estériles si es una fractura abierta, y retén la hemorragia (si se produce) antes de proceder a su inmovilización.
6. No le des ningún calmante, por si requiere anestesia.
7. Trasládalo inmediatamente al centro sanitario para su tratamiento definitivo.